Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de la República Argentina




Ministerio de Defensa

ANEXO IV

 

REGIMEN DE ACTUACIONES DISCIPLINARIAS

DE LA FUERZA AÉREA ARGENTINA

TÍTULO I
Disposiciones generales. Alcance y finalidad de la disciplina militar

 

ARTICULO 1º: Disciplina Militar. Concepto. Disciplina militar es la disposición mental y estado de adiestramiento tal, que provocan obediencia y adecuada conducta uniforme en toda circunstancia. Se apoya firmemente sobre el respeto y la lealtad para con la autoridad legítimamente constituida, constituyendo el instrumento adecuado para el logro de la misión que la Constitución Nacional; el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y las leyes de la República encomiendan a la Fuerza Aérea Argentina.

 

Alcance. La disciplina descansa en la obediencia y adecuada conducta que no es sólo la mera y superficial sujeción de un hombre mandado a pesar suyo; es la voluntad firmemente decidida a aceptarlas como parte necesaria y propia del sistema militar dentro del cual se desempeña. El respeto y la lealtad deben surgir espontáneamente por el adecuado trato y consideración hacia los hombres. Ese respeto hacia los demás debe acentuarse aún más hacia los subalternos, porque es a través del ejemplo como mejor instruye quién ejerce el comando. Quién está investido con esa obligación no ha de olvidar que su experiencia transmite conocimientos, pero su ejemplo instruye al resto sobre el irrestricto cumplimiento de las obligaciones, y su buen juicio; imparcialidad; sano criterio; elevado sentimiento de justicia y celo por la eficiencia del servicio han de ser las máximas que permitirán aquella espontánea aceptación por parte de sus subalternos de las legítimas ordenes que imparta. 

 

Conceptos Generales. Quien ejerce el Comando está investido de potestades disciplinarias, ello es la facultad y obligación de corregir aquellas conductas que la ley ha considerado disvaliosas para el eficiente funcionamiento del servicio y estado general de la disciplina, y al ejercer aquellas potestades no ha de perder de vista que lo que se le exige es el inmediato restablecimiento de la disciplina y eficiencia en el servicio, no siendo las sanciones disciplinarias el único medio para tal fin; pero cuando deba aplicarlas ha de hacerlo con aquél elevado sentimiento de justicia e imparcialidad; velando para que el infractor aprecie que lo que se reprocha no es su persona sino una conducta que ha afectado el servicio; el estado de la disciplina o el respeto al superior, y ha de lograr que en su interior el subalterno materialice la concientización de la inconveniencia de repetición de esas conductas y la imparcialidad y justicia con la que ha obrado el superior jerárquico.

 

ARTICULO 2º: Definiciones. Principios Generales. Todo superior debe velar por el mantenimiento de la disciplina dentro de los límites y herramientas que la presente ley pone a su alcance. El concepto de disciplina no está obligadamente unido al de reproche disciplinario. La disciplina se aprende y se practica. El reproche disciplinario es un método para mantener la disciplina, si bien no es generalmente el más adecuado para ello.

La sanción no es un fin en si misma y deberá ser considerada como la última alternativa, existiendo otros métodos más eficientes para lograr el funcionamiento disciplinado.

En el ejercicio de las facultades disciplinarias es necesario proceder con imparcialidad y en forma impersonal para evitar que se interprete que la falta afecta a la persona y no al servicio, es necesario saber que lo que se sanciona es la violación a una norma que perjudica el rendimiento del servicio.

 

 ARTICULO 3º:

Inciso 1 y 2 sin reglamentar

Inciso 3 y 4: La aplicación del presente régimen disciplinario al personal de alumnos y de soldados lo será a partir de la fecha de su Alta en el Instituto de Formación correspondiente, estando vedada su aplicación para los soldados o equivalentes durante el período instructorio previo a aquella, sin perjuicio de su separación del respectivo curso cuando su falta de adaptación así lo aconseje.

 

ARTICULO 4º: sin reglamentar

 

ARTICULO 5º: Por procedimiento disciplinario se entiende el conjunto de medidas adoptadas por el superior con facultad disciplinaria desde que toma conocimiento por sí, o por intermedio de otro militar de la comisión de la Falta por parte del Infractor, tendiente a la efectiva comprobación de la conducta reprochable, investigación y aplicación, en su caso, de la sanción disciplinaria que corresponda.

El mencionado procedimiento a los fines de la consideración del plazo liberatorio de prescripción comienza con la confección del Acta o legajo disciplinario, según se trate.

Los plazos de días a los que alude el artículo 5 del Código de Disciplina Militar son corridos y comprenden los días inhábiles. Los de meses y años lo son por períodos completos en el concepto del artículo 25 del Código Civil.

En la determinación del comienzo del plazo liberatorio de prescripción, comisión de la Falta ó primera noticia, ha de estarse en caso de duda a la fecha de la constancia escrita que acredite la comisión de la conducta reprochable. En los casos de fuga u ocultamiento por parte del infractor el plazo de interrupción se computa desde la acreditación fehaciente de las mismas.

 

ARTICULO 6º:

Definición de Comando. Desde el punto de vista de la autoridad: autoridad y responsabilidad legal con que se inviste a un militar para ejercer el mando sobre una organización militar.

Desde el punto de vista orgánico: Estructura constituida por el Comandante, su estado mayor y todo otro elemento necesario para facilitar el ejercicio de sus funciones en la conducción de las fuerzas puestas a su disposición.

 

Autoridades que poseen facultades disciplinarias: A los fines del presente Reglamento ha de entenderse que poseen Comando y, en consecuencia, se hallan investidos de potestades disciplinarias, además de las autoridades mencionadas en la ley Nº 26.394, el SubJefe del Estado Mayor General o su equivalente; los Jefes I,II,III,IV y V o sus equivalentes; los Comandantes o sus equivalentes; los Jefes de los Estados Mayores de esos Mandos o sus equivalentes; los Jefes de Departamento de esos Mandos o sus equivalentes; los Jefes de Brigada o sus equivalentes; los Jefes de Unidades independientes o equivalentes; los Directores Generales y Directores o sus equivalentes con responsabilidad de control técnico funcional; los Jefes de Grupo o sus equivalentes; los Jefes de Escuadrón; los Jefes de Escuadrilla; los Jefes de Sección o sus equivalentes; los Jefes de Batería o sus equivalentes, dentro de los límites establecidos en el Anexo “DELTA”.

Estas autoridades podrán delegar, en su segundo al mando, las potestades disciplinarias, de conformidad a lo establecido en el Artículo 6 del Reglamento General de Disciplina.

 

Autoridades que ejercen potestades disciplinarias por la especificidad técnica del servicio al que pertenecen. Los Directores Generales o sus equivalentes; los Directores o sus equivalentes pertenecientes a servicios cuyo control técnico y/o funcional les compete poseerán potestades disciplinarias respecto de todos los integrantes del Escalafón, sin perjuicio de la dependencia administrativa de los mismos. Los Jefes de Departamento y Jefes de División de las mencionadas Direcciones las tendrán respecto de sus subalternos subordinados.

 

A los fines de la presente ley, sin perjuicio de lo establecido en la Ley Nº 19.101 para el personal militar, por “superior jerárquico” ha de entenderse a todo militar que, hallándose en la misma cadena de comando, y  poseyendo potestades disciplinarias, tenga respecto de otro, también con potestades disciplinarias, superioridad por cargo, jerarquía o antigüedad.

En materia de recursos ha de entenderse por superior jerárquico, al superior con potestades disciplinarias que se halle inmediatamente por sobre aquel que aplicó la sanción disciplinaria en la cadena de comando.

 

Ejercicio de las facultades disciplinarias. Los superiores de una misma cadena de comando que no posean potestades disciplinarias, solicitarán al superior jerárquico del infractor, la aplicación, en su caso, del correctivo disciplinario que corresponda. A tal fin deberán individualizar al infractor, realizar un detalle de la falta cometida, especificar los testigos presenciales si los hubiere y determinar el encuadre legal.

El ejercicio de las potestades disciplinarias respecto de los subalternos no subordinados se canalizará a través de los superiores jerárquicos del infractor, utilizando el mismo procedimiento que el señalado en el párrafo anterior.

 

El superior jerárquico en el ejercicio de sus potestades disciplinarias, tiene las facultades conferidas por el Artículo 7 del Reglamento General de Disciplina. La adopción de alguna de esas medidas en modo alguno ha de interpretarse como menoscabo de la autoridad que impuso la sanción, y han de entenderse como el cumplimiento de la obligación de velar por la legalidad del sistema disciplinario, debiendo obrar el superior siempre conforme a los principios enumerados en el artículo 4 del presente Régimen de Actuaciones Disciplinarias.

 

La aplicación directa de una sanción disciplinaria, por parte de quién posea potestades disciplinarias sólo es viable en dos supuestos:

1)     Apercibimiento ó Arresto hasta cinco días, sea simple o riguroso.

2)     Arresto simple o riguroso hasta treinta (30) días siempre y cuando el Infractor acepte esa imposición directa. En todos los demás casos es inexorable la intervención del respectivo Consejo de Disciplina.

 

ARTICULO 7º: El contralor de legalidad a que hace referencia el artículo 7 del Reglamento general de Disciplina debe ser ejercido con independencia de las vías recursivas que plantee el infractor según los mecanismos previstos en la presente ley y dentro del plazo de diez días al que alude el artículo 29 del Código Disciplinario Militar.

 

La decisión que el superior jerárquico adopte en el marco de sus propias potestades disciplinarias, que implique una modificación de cualquier naturaleza, sea cuantitativa o cualitativa, deberá ser notificada en forma expresa al infractor y a la autoridad militar que haya impuesto la sanción disciplinaria. Si la decisión implica un agravamiento de la sanción ordenará según el caso, la formación del pertinente legajo disciplinario y designará ó solicitara la designación de informante para la sustanciación de las correspondientes actuaciones. En este caso ordenará el cese en el cumplimiento de la sanción impuesta. Si esta última fue de Arresto el plazo de cumplimiento efectivo se descontará del que definitivamente resulte aplicado.

 

El control judicial queda supeditado al agotamiento de las vías recursivas previstas en la presente ley, conforme se establece en el artículo 7 del Reglamento General de Disciplina.  

 

Informe Anual. A los fines de lo establecido en el párrafo cuarto del artículo 7 del Código de Disciplina Militar, el señor Jefe del Estado Mayor General elaborará anualmente un informe sobre el funcionamiento del presente sistema disciplinario con intervención del Director General de Asuntos Jurídicos, el que someterá a conocimiento del señor Auditor General.

 

ARTICULO 8º: Implicancias de Sentencias dictadas en el fuero penal. Igual efecto que el establecido en el segundo párrafo del artículo 8 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas aprobado por el Artículo 5 de la Ley Nº 26.394, producirá el sobreseimiento fundado en esas razones. No queda incluida la suspensión del juicio a prueba sobre la que norma el Código Procesal de la Provincia de Buenos Aires o Códigos análogos.

La absolución o sobreseimiento en sede penal y consiguiente anulación de la sanción disciplinaria deberá ser publicada en los respectivos Boletines a fin de su conocimiento en el ámbito institucional.

La condena en sede penal con posterioridad a la declaración de inocencia en el proceso disciplinario interrumpe el plazo de prescripción, habilitando la intervención del correspondiente Consejo Disciplinario para el juzgamiento del infractor a la luz de las probanzas colectadas en el proceso penal.  

 

TÍTULO II


Faltas disciplinarias


CAPÍTULO I

Faltas leves

 

ARTICULO 9º:

El concepto general establecido en el párrafo primero del Artículo 9 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas comprende todo otro incumplimiento de los deberes; obligaciones  y/o prohibiciones establecidas en la normativa legal castrense vigente. 

Inciso 1 a 5 sin reglamentar

Inciso 6: En aquellos casos en que se cuente con la autorización para ejercer el comercio en dependencias militares y conforme a los aspectos legales en vigencia, dicha actividad, no podrá comprender, bajo ningún aspecto, actividades comerciales que impliquen una relación contractual con organismos militares y/o el Ministerio de Defensa.  

Inciso 7 a 24 sin reglamentar

 

CAPÍTULO II


Faltas graves

 

 

ARTICULO 10º ultimo párrafo: La consideración y consecuente tipificación de una falta leve como grave deberá ser fundada en forma expresa por el superior con potestad disciplinaria o Consejo de Disciplina, según corresponda, indicando cada una de las circunstancias que así lo indiquen y cada uno de los efectos a los que se alude en el segundo párrafo.

La revisión judicial a la que alude el presente cuerpo normativo sólo será viable una vez agotada la correspondiente vía recursiva.

 

ARTÍCULO 11º: sin reglamentar

 

CAPÍTULO III


Faltas gravísimas

 

 

ARTÍCULO 12º: sin reglamentar

 

ARTÍCULO 13º: sin reglamentar

 

TÍTULO III


Sanciones disciplinarias


CAPÍTULO I


Sanciones disciplinarias

 

 

ARTÍCULO 14º: sin reglamentar

 

ARTICULO 15º: Apercibimiento. Conceptos. Por subordinado ha de entenderse no sólo a los subalternos que integran la cadena de comando del superior con potestad disciplinaria sino a todo subalterno aunque no integre aquella, en cuyo caso solicitará la aplicación al superior jerárquico del infractor en la cadena de comando de éste último. La aplicación de la sanción de Apercibimiento lo será por escrito, mediante Formulario firmado por el superior jerárquico que aplique la misma, al que se incorporará el descargo que efectúe el infractor. Si se negase a firmar, el superior jerárquico dejará constancia de esa circunstancia.

 

ARTICULO 16º: Arresto. Concepto. El Arresto consiste en la restricción temporaria de libertad del infractor, por el término que determine quién impuso la sanción, dentro de sus atribuciones y con las limitaciones que impone el del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas y el presente RAD. El arresto puede cumplirse en el domicilio del infractor, en una Unidad o en lugar sujeto a la jurisdicción militar, según el caso.

 

ARTICULO 17º: Arresto Simple. El infractor, mientras cumpla arresto simple conservará las prerrogativas de su grado y las inherentes al mando, como así también las potestades disciplinarias a excepción del tiempo en los que no participe de los actos del servicio.

 

ARTICULO 18º: Arresto Riguroso. El arresto riguroso se cumplirá en la Unidad o lugar sujeto a la jurisdicción militar que indique quién impuso la sanción; con segregación personal diurna y nocturna y con las restricciones en cuanto a las demás actividades de la vida de relación que se determinen. No obstante ello, ha de velarse por no coartar el contacto familiar del Infractor, debiendo fijarse un régimen de visitas al efecto. Cualquier salida del lugar de cumplimiento del Arresto por motivos fundados, ha de ser autorizada por quién impuso la sanción.

 

ARTICULO 19º: Los efectos administrativos de la Destitución sólo se harán efectivos a partir del momento en que quede agotada la vía recursiva que esta ley prevé.

 

ARTÍCULO 20º: sin reglamentar

 

CAPÍTULO II

Determinación de las sanciones

 

ARTICULO 21º: La expresión “faltas graves” a las que alude Artículo 21 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas, ha de entenderse referida a las faltas leves que por sus efectos y circunstancias particulares se tipifican como graves.

 

ARTICULO 22º: Están excluidas del Artículo 22 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas las faltas leves que, por sus particulares características y efectos que producen, sean consideradas como graves.

 

ARTICULO 23º: A los fines consignados en el Artículo 23 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas, el carácter extraordinario de las circunstancias que rodearon o concomitaron la comisión de la Falta ha de tener una significación tal que razones de equidad indiquen, inexorablemente, una inobjetable desproporción entre el correctivo disciplinario y el daño a la eficiencia del servicio ó estado general de la disciplina, y además que el comportamiento y/o desempeño anterior del infractor haga aparecer aquella trasgresión como un hecho aislado, y, en consecuencia, amerite la permanencia del infractor en la respectiva Fuerza Armada.

La sustitución establecida lo será por la de Arresto hasta sesenta (60) días.

 

ARTICULO 24º: Los criterios de valoración a que hace referencia el articulo 24 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas, serán volcados en el plexo de la sanción disciplinaria, debiendo indicarse detalladamente cada uno de los parámetros tenidos en cuenta.

 


CAPÍTULO III

Agravantes generales

 

 

ARTICULO 25º INCISO 1: Se entiende por acto del servicio de armas, el que se ejecuta en las siguientes funciones:

-  De combate.

- De seguridad; como ser guardias, retenes, rondines, patrullas, facción, cuartelero e imaginaria, servicio de semana.

- De manejo de material; como ser, aeronaves, máquinas de guerra,  automotores.

- De instrucción; como ser ejercicios, maniobras.

- De formación; como ser  alistamientos, inspecciones, honores, revistas desfiles.

El servicio de armas comprende los actos preparatorios y finales del mismo, desde su iniciación con el llamamiento del personal, hasta su terminación con la retirada de éste.

Inciso 2 y 3 sin reglamentar

Inciso 4: Se considera que una fuerza está frente al enemigo, desde el momento en que ha emprendido los servicios de seguridad contra el mismo.

Inciso 5 a 11 sin reglamentar

-El superior con potestad disciplinaria que caracterizare como agravante o agravantes la concurrencia de otra u otras circunstancias a las apuntadas deberá dejar constancia escrita de ello, con  detalle de cuales son los motivos y razones que así lo determinen.

 

ARTICULO 26º: La consideración de reincidente a que alude el Artículo 26 del Código  de Disciplina de las Fuerzas Armadas, en el caso de faltas gravísimas ha de entenderse referido a los supuestos en los que a raíz del asesoramiento del pertinente Consejo de Disciplina se aplicare una sanción distinta a la de Destitución.

 

CAPÍTULO IV


Atenuantes generales

 

ARTICULO 27º: sin reglamentar

 

CAPÍTULO V

Eximentes de responsabilidad disciplinaria

 

ARTICULO 28º: sin reglamentar

 

TÍTULO IV

Procedimiento en materia de faltas

CAPÍTULO I

Reglas generales

 

Faltas leves

 

ARTICULO 29º: Procedimiento en casos de comisión de Faltas leves y graves que deriven en la aplicación de sanción de Apercibimiento o Arresto hasta cinco (5) días.

Las faltas leves y graves que no impliquen una sanción disciplinaria superior a los cinco (5) días de Arresto se impondrán mediante Formulario que labrará el superior con potestad disciplinaria que la impone, utilizando a tal fin el Anexo “ALFA”.

 

En dicho Formulario se dejará constancia de la fecha y hora en que se labre; lugar, fecha y hora en que se produjo la conducta reprochable; individualización del infractor con indicación de grado, nombres y apellido, situación de revista y destino del mismo; relación sucinta y concreta de la Falta cometida; individualización de igual forma de los testigos si los hubiere relatando en forma sucinta sus dichos; encuadre legal con indicación del Artículo e inciso o incisos correspondientes del Código de Disciplina Militar y del presente RAD; de la notificación al infractor y de las observaciones que este formule. Cuando se trate de Arresto el superior que impone la sanción deberá consignar el tipo del mismo, lugar y condiciones de cumplimiento. 

 

Los Formularios serán firmados por el superior que impone el correctivo disciplinario y el infractor. Si este se negare a firmar el superior dejará constancia escrita en el mismo dicha circunstancia. Si se hallare ausente se lo notificará de modo fehaciente al domicilio que tuviere registrado. La falta de notificación al infractor producirá la nulidad de lo actuado.

 

Revisión de Oficio. La revisión de oficio dentro del plazo de diez días a la que alude el artículo 29 del Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas, puede ser efectuada por el superior que impuso la sanción y el superior jerárquico de éste. En ambos supuestos la decisión que se adopte se notificará al infractor.

 

Recursos. Requisitos. El infractor podrá recurrir la sanción impuesta ante el superior jerárquico con facultades disciplinarias de quién impuso la sanción, por escrito, siguiendo la vía jerárquica, dentro del plazo establecido de cinco (5) días. El recurso deberá contener las razones y fundamentos por los que se considera que la falta no ha existido; o aquellos por los que considere que la sanción impuesta es excesiva ó errónea su calificación legal, con indicación asimismo de las prohibiciones que considere vulneradas por el superior que impuso la sanción, citando la normativa que invoque.

 

Deberá ser redactado en términos respetuosos, con los requisitos, en cuanto a escritura se refiere, establecidos el Reglamento de Escritura para la Fuerza Aérea (RAG 6).

 

El superior jerárquico en uso de sus facultades disciplinarias podrá modificar la sanción impuesta, elevar su quantum, disminuirlo ó dejar sin efecto aquella. Si considera que la falta reviste una gravedad distinta a la atribuida por el superior que la impuso adoptará o solicitará la adopción de los procedimientos establecidos en los artículos 30 y 31 del Código De Disciplina de las Fuerzas Armadas, según el caso.

 

Faltas Graves

 

 

ARTICULO 30º: Principios Generales. El procedimiento en materia de Faltas Graves, ha de regirse por los principios de oralidad, concentración y celeridad, en cuanto fueran acordes al hecho a investigar, debiendo, en todo caso y circunstancia respetarse el debido proceso y derecho de defensa del infractor.

Si bien la oralidad ha de constituir el principio general, no ha de perderse de vista que el objeto de la investigación lo constituyen hechos graves que pueden producir un no menos grave perjuicio al servicio y a la disciplina, por lo que no han de quedar dudas acerca de su comisión, debiendo, en consecuencia, dejarse constancia por escrito de aquellos elementos, circunstancias o hechos que coadyuven a arribar con extrema certeza a la acreditación de la responsabilidad ó inocencia del presunto infractor. 

 

Procedimiento en casos de Faltas Graves. Sustanciación de Información. Requisitos. La aplicación de sanciones en casos de faltas graves se efectuará previa sustanciación de Información o legajo disciplinario, actuación escrita que tiene por finalidad reunir en forma concreta y precisa, los antecedentes que sean necesarios para esclarecer debidamente el hecho que se investiga. En la sustanciación de la Información, en cuanto a escritura se refiere, y en tanto resulte necesario, deberá estarse a lo establecido en el Reglamento de Escritura para la Fuerza Aérea, utilizándose a tal fin el Anexo “BRAVO”.  

 

El superior con potestades disciplinarias respecto el infractor que tomare conocimiento por sí o fuera informado de ello, de la comisión de una Falta Grave, confeccionará la información o legajo disciplinario ó designará un informante. Concluida la actuación oirá al infractor y decidirá lo que corresponda.

 

Si el caso reviste alguna complejidad o la investigación resulta incompatible con el desarrollo de las tareas militares, el superior jerárquico con potestades disciplinarias, sino tuviera oficial auditor adscripto, solicitará siguiendo la vía jerárquica la designación de un oficial auditor al Director General de Asuntos Jurídicos a fin de que confeccione la información.

También podrá solicitar la designación mencionada, cuando el cúmulo de tareas de su oficial auditor adscripto así lo aconseje o cuando se requiera la actuación de un oficial de mayor jerarquía. 

 

Quién resulte designado informante o el propio superior si el mismo confeccionara la información, individualizará en forma expresa con grado, nombre y apellido a las personas que hayan presenciado el hecho investigado, a quienes entrevistará e interrogará sobre el ó los hechos. También oirá al infractor consignando en forma sucinta lo que expresare. Las preguntas deberán ser precisas, claras y concretas debiendo versar exclusivamente sobre la conducta que se le enrostra al infractor. Le preguntará sobre las diligencias probatorias que solicite se practiquen, para lo cual aquél contará con un plazo de setenta y dos (72) horas dentro del cual las requerirá por escrito. El informante mediante acto fundado decidirá sobre la procedencia de las mismas, decisión que revistirá el carácter de inapelable. Procederá a consignar el contenido de la documentación que resulte pertinente indicando procedencia y lugar en que se hallare. Podrá solicitar el diligenciamiento de las pericias que resulten viables sobre aquellos hechos o circunstancias que así lo ameriten. Está facultado a recabar informes a los organismos que se requiera, pudiendo diligenciar los requerimientos personalmente, siguiendo, cuando corresponda la vía jerárquica.

 

Practicadas las diligencias probatorias declaradas admisibles y las que el mismo informante considere pertinentes,  se correrá Vista de lo actuado al infractor por el término de cinco días para que se exprese acerca del mérito de las diligencias probatorias y alegue los fundamentos que hagan a su derecho.

 

Vencido el término de cinco días mencionado el Informante elaborara el correspondiente Informe el que deberá contener una relación sucinta del hecho investigado; valoración de las medidas de prueba diligenciadas, valoración del resultado de los careos si los hubiere y efectuará el encuadre legal de la conducta reprochable, aconsejando la imposición de una sanción disciplinaria, con expresa mención de la concurrencia de circunstancias agravantes o atenuantes, ó el archivo de las actuaciones si resultare probado que el infractor no ha incurrido en la Falta que se le enrostra o resultare acreditada alguna eximente de responsabilidad.

 

El auditor o el informante, según el caso, elevará el informe al superior con potestades disciplinarias respecto del infractor, quién verterá su opinión y concederá Vista a aquél por el término establecido en el Artículo 30 del Código Disciplinario Militar, a fin de que por escrito manifieste si acepta o rechaza total o parcialmente el referido informe. Si el infractor vencido el plazo nada expresare respecto al informe se entenderá que acepta totalmente el mismo. La prórroga a la que se alude en el Art. 30 del Código de Disciplina Militar, nunca excederá el plazo de cinco (5) días. Si el Infractor acepta las conclusiones del informe, el superior jerárquico decidirá lo que corresponda, imponiendo la sanción o convocando al Consejo de Disciplina.

 

Si el superior con potestades disciplinarias, cualquiera fuera el caso, no contare con Consejo de Disciplina y la sanción que su juicio correspondiera imponer fuese superior a treinta (30) días de Arresto elevará lo actuado al superior jerárquico que tenga adscripto Consejo de Disciplina.

 

Si el infractor no acepta total o parcialmente el informe, el superior elevará lo actuado a su superior jerárquico, quién citará al infractor, y luego de oírlo decidirá imponiendo la sanción o convocando al Consejo de Disciplina. Si no contare con dicho órgano adscripto, procederá según lo establecido en el artículo anterior.

Cuando se decidiera convocar al Consejo de Disciplina se comunicará dicha circunstancia al infractor.

 

Recursos. Instancias. Requisitos. Cuando la sanción disciplinaria sea impuesta por el superior con facultades disciplinarias aquella será revisada por el superior jerárquico de quién impuso la sanción. Cuando la sanción fuese impuesta por un Consejo de Disciplina su revisión lo será por el Consejo General de Disciplina. En ambos casos, el recurso a que hace referencia el artículo 30 del Código de Disciplina Militar se interpondrá en el plazo de diez (10) días de la notificación de la sanción disciplinaria, cumplimentando los requisitos enunciados en los artículos 42; 43 y 44 del presente Reglamento de Actuaciones Disciplinarias. Tanto el Superior Jerárquico como el Consejo General de Disciplina deberán expedirse en el plazo de diez (30) días de recepcionadas las actuaciones. A tal fin deberán elevarse a conocimiento de dicho Consejo General de Disciplina la información o legajo disciplinario y el pertinente recurso. Los plazos enunciados son corridos.

 

ARTÍCULO 31º: Principios Generales: son los establecidos en el artículo anterior. Procedimiento en materia de Faltas Gravísimas: El superior jerárquico del militar a quién se impute la comisión de una Falta gravísima convocará al infractor y si existe sospecha acerca de su comisión pondrá a aquél a disposición del superior jerárquico que cuente con oficial auditor. Deberá confeccionar a tal efecto, un informe pormenorizado de los hechos. Si resultase necesario podrá disponer el arresto del infractor por el tiempo que resultase necesario, término que no podrá exceder de cinco (5) días y siempre para efectivizar la mencionada puesta a disposición, debiendo, en todo caso especificar las condiciones de cumplimiento.

 

El oficial auditor adscrito propondrá mediante acto fundado alguno de los temperamentos enunciados en el artículo 31 del Código Disciplinario Militar. Si fuese el caso solicitará a la autoridad militar con potestad disciplinaria que cuente con Consejo de Disciplina dentro de la vía jerárquica del infractor, la designación de un oficial auditor Informante, debiendo aquella autoridad canalizar esa designación a través del Director General de Asuntos Jurídicos.

 

Sustanciación de Información ó Legajo Disciplinario. El Oficial Auditor que resulte designado sustanciará la pertinente información dentro del plazo de seis (6) meses establecido en el artículo 31 del Código Disciplinario Militar, con arreglo al procedimiento fijado para el supuesto de faltas graves, sin perjuicios de las consideraciones que a continuación se detallan, a cuyo fin se utilizará el Formulario identificado como Anexo “CHARLIE”.

 

Derecho a defensa. Principios Generales. Durante el desarrollo de la información deberá velar por el estricto resguardo del derecho de defensa y debido proceso. Sólo podrá declarar inadmisibles aquellas diligencias probatorias que propongan el infractor ó su defensor, que resulten inadecuadas para la investigación del hecho ó manifiestamente dilatorias del procedimiento y siempre mediante acto fundado del que dará traslado al infractor por un plazo de setenta y dos (72) horas. Requerirá del Infractor y como medida previa a cualquier otra diligencia, la designación de defensor. Si no lo hiciere en un plazo de setenta y dos  (72) horas, requerirá la designación de un defensor de oficio al Director General de Asuntos Jurídicos, siguiendo la vía jerárquica.

 

Conclusión de la información. Finalizada la información producirá el pertinente informe aconsejando el juzgamiento del hecho por parte del respectivo Consejo de Disciplina, la desestimación del reproche por inexistencia de la falta; inexistencia de responsabilidad del infractor o concurrencia de alguna o algunas eximentes de responsabilidad. Si concluyere que la falta es de otra naturaleza que la que se imputa remitirá lo actuado a conocimiento y resolución del superior jerárquico con facultades disciplinarias del infractor, circunstancia que deberá notificar a éste último.

 

Audiencia ante el Consejo de Disciplina respectivo. Carácter de las Audiencias. Las audiencias serán públicas, salvo que por fundadas y extremas razones extraordinarias aconsejen lo contrario, tanto por decisión del propio Consejo ó a pedido del infractor ó su defensor. La audiencia ante el Consejo de Disciplina se iniciará dando la palabra al Infractor, quién podrá aceptar la comisión de la Falta que se le enrostra, de conformidad a lo expresado en el inciso g) del Artículo  31 del Código de Disciplina Militar, pudiendo solicitar la sustitución a la que hace referencia el Artículo 23, segundo párrafo, del Código de Disciplina Militar. Si aceptase la comisión de la Falta, el Consejo de Disciplina aplicará la sanción que corresponda, notificando en forma expresa el correctivo disciplinario.

 

Oído el Infractor, y no habiendo aceptado su responsabilidad, se iniciará el debate. Se dará la palabra al Oficial Auditor Informante, quién reseñará, en forma clara, precisa y concisa la conducta que se le imputa al Infractor, señalará las medidas de prueba que avalen la comisión de la misma y señalará las que deban realizarse o producirse nuevamente. En éste último caso únicamente aquellas que resulten indispensables para la comprobación y valoración de la conducta que se impute al infractor. Señalará las circunstancias atenuantes y agravantes que existieran y propondrá la sanción que corresponda aplicar.

 

A continuación se escuchará al defensor del infractor quién podrá proponer las medidas probatorias que considere pertinentes y las que aprecie deban realizarse nuevamente y que a su criterio resulten indispensables para la evaluación de la conducta del infractor.

 

El consejo resolverá sin más trámite acerca de las medidas solicitadas, resolución que será inapelable, ordenando la producción de aquellas que considere admisibles.

 

Producida la prueba se oirá al oficial auditor y al defensor, respectivamente, los que se manifestarán acerca del mérito de la prueba producida. Por último se concederá la palabra al infractor para que exprese lo que considere necesario a su derecho. Acto seguido el Presidente del Consejo de Disciplina ordenará un receso por el tiempo que considere necesario para debatir con el resto de los miembros o vocales, finalizado el cual se hará conocer al infractor la decisión adoptada con la notificación, en su caso, de la sanción impuesta. 

Durante el desarrollo de la audiencia las partes o el Presidente del Consejo podrán solicitar se deje constancia por escrito de aquellas circunstancias que consideren indispensables.

De lo actuado se confeccionará, por parte del Secretario del Consejo el respectivo Acta en la que constará lo sustancial del proceso y en la que se notificará al infractor lo resuelto. Dicha Acta será firmada por los miembros del Consejo de Disciplina, las partes y el Secretario.

 

ARTICULO 32º: El recurso de apelación deberá ser interpuesto dentro del plazo establecido de diez (10) días corridos siguiendo la vía jerárquica. La redacción deberá ser en términos respetuosos cumpliendo los requisitos, en cuanto a escritura se refiere, establecidos en el respectivo Reglamento de Escritura para la Fuerza Aérea (RAG 6). En el recurso deberán señalarse los errores en los que se haya incurrido en la valoración de la prueba ó calificación legal; Atenuantes o eximentes de responsabilidad que no se hayan valorados.

 

Del recurso incoado se dará intervención al Director General de Asuntos Jurídicos, quién mediante Dictamen fundado asesorará sobre la decisión que correspondiese tomar.

 

ARTICULO 33º: Por la máxima instancia del área de personal ha de entenderse al Director General de Personal. El recurrente deberá informar de dicha circunstancia siguiendo la vía jerárquica. En dicho informe deberá constar el Departamento Judicial y  Juzgado interviniente.

 

TÍTULO V

Órganos del régimen disciplinario

CAPÍTULO I


Consejo General de Guerra

 

ARTÍCULO 34º: sin reglamentar

 

CAPÍTULO II


Consejos generales de disciplina militar

 

ARTÍCULO 35º: sin reglamentar

 

ARTÍCULO 36º: sin reglamentar

 

ARTÍCULO 37º: sin reglamentar

 

ARTICULO 38º: Por máxima instancia técnico-jurídica de la fuerza de que se trate ha de entenderse en el ámbito de la Fuerza Aérea al Director General de Asuntos Jurídicos, quién deberá poseer el Grado de Brigadier.

 

La opinión por escrito a la que se hace referencia ha de circunscribirse al control de legalidad del procedimiento disciplinario, señalando las nulidades en las que se haya incurrido, indicando la forma de subsanarlas si correspondiese; correcto encuadre legal y/o aquellas que el Consejo General de Disciplina someta a su consideración. 

 

ARTICULO 39º: Excusación o Recusación. Las  recusaciones de los miembros del Consejo General de Disciplina,  serán evaluadas y resueltas por el Auditor General de las Fuerzas Armadas. La decisión será definitiva. Si un miembro aceptase la voluntariamente la recusación, el señor Jefe del Estado Mayor General designará al Oficial Superior que integrará el Consejo General de Disciplina en reemplazo del miembro saliente. Igual procedimiento para la designación de reemplazante se seguirá en el caso de las excusaciones.

 

CAPÍTULO III


Consejos de disciplina

 

ARTICULO 40º: Consejos de Disciplina. Competencia. Por instancias jerárquicas en la aplicación del Código de Disciplina Militar, han de entenderse a la SubJefatura de Estado Mayor General; Comandantes o equivalentes; Jefes de Brigada o equivalentes; Jefes de Unidades independientes o equivalentes; Directores Generales o equivalentes; Directores ó equivalentes cuando las necesidades del servicio  y su independencia orgánica funcional así lo requieran.

Los Consejos de Disciplina investigan y juzgan los hechos ó conductas tipificadas como Faltas Graves y Gravísimas.

En cada de una de esas instancias funcionará el respectivo Consejo de Disciplina, que estará integrado por su titular y los dos oficiales que sigan en antigüedad.

En los consejos de Disciplina deberá regir el principio de continuidad física, ello es que quienes lo integren, han de hacerlo desde el inicio de la audiencia o debate hasta su finalización, por lo que, además de los integrantes naturales ha de integrarlo, a modo de suplente, el oficial que siga en antigüedad, ante la imposibilidad de asistencia justificada de alguno de sus miembros originales. Este último integrante participará de la audiencia pero sólo intervendrá en el supuesto indicado anteriormente.

 

ARTÍCULO 41º: sin reglamentar

 

ARTÍCULO 42º: sin reglamentar

 

ARTÍCULO 43º: La función de asesor del respectivo Consejo de Disciplina será desempeñada por el ó los oficiales pertenecientes al Escalafón Jurídico que se hallen destinados en esas instancias jerárquicas. En los organismos referidos en el artículo anterior, cuando no cuenten con oficial auditor requerirán, siguiendo la vía jerárquica, la designación de un  Oficial Auditor al Director General de Asuntos Jurídicos para que desempeñe la función apuntada, cuando haya de constituirse el respectivo Consejo de Disciplina. Quién desempeñe el cargo de asesor tendrá las mismas funciones que el Director General de Asuntos Jurídicos  ante el Consejo General de Disciplina.

 

ARTICULO 44º: Dependencia orgánica funcional. La dependencia a que se hace referencia lo es en el plano orgánico funcional e independiente de la dependencia administrativa donde presten servicio. Respecto de los mismos el Director General de Asuntos Jurídicos tendrá las facultades disciplinarias que le competen.

 

CAPÍTULO IV


Registros de antecedentes

 

ARTICULO 45º: En cada Unidad; Organismo; Unidad independiente o Dirección General deberá llevarse un registro de sanciones, debidamente actualizado, en el cual deberán asentarse todos los correctivos disciplinarios impuestos.

Dicho registro se llevará a cabo mediante la confección de sendos libros de registros, uno para Oficiales y otro para Suboficiales Tropa y Alumnos, los que deberán estar foliados serán rubricados por el titular de la Unidad; Organismo, etc.

En los mencionados libros se asentarán cronológicamente todos los correctivos disciplinarios aplicados, en dicho asiento deberá dejarse constancia de la fecha y lugar de la comisión de la Falta; datos completos del infractor, incluyendo destino de revista interno circunstancias que impliquen una modificación de la sanción impuesta, como cuando sean lugar y fecha de la imposición de la sanción; autoridad que aplicó el correctivo disciplinario; lugar y fecha de la notificación al infractor; fecha de inicio y finalización cuando la sanción disciplinaria fuera de arresto, con aclaración del tipo de arresto impuesto y condiciones de cumplimiento. Deberán también asentarse todas las perdonadas dejadas sin efecto ó modificadas, y todas otras aquellas circunstancias que permitan reflejar el estado general de disciplina de la Unidad u organismo.

 

ARTICULO 46º: En el Consejo General de Disciplina y en los Consejos de Disciplina deberá llevarse un registro de los casos en los cuales les haya tocado intervenir en el que se consignarán los datos especificados en el Artículo 46 del Código de Disciplina Militar.

La forma de llevarse a cabo y sobre quién ha de recaer la responsabilidad la determinará el presidente del respectivo Consejo, quién al efecto emitirá las resoluciones y/o Directivas pertinentes.

 

ARTICULO 47º: sin reglamentar

 

ARTICULO 48º: El registro Central dependerá de la Dirección General de Personal, organismo al que deberán elevarse o remitirse, según el caso, los informes a que hace referencia el Artículo 49 del Código Disciplinario Militar.

 

ARTICULO 49º: La remisión de la documentación a la que alude el Artículo 49 del Código de Disciplina Militar, será responsabilidad de la máximas autoridades o instancias jerárquicas a las que alude los Artículos 11 y 12 del presente RAD, y de los presidentes del respectivo Consejo General de Disciplina y Consejos de Disciplina. Dichas autoridades podrán delegar esa responsabilidad en el órgano personal de su dependencia  dentro de su estructura orgánica que señalen.

 

Volver